.

¿Sabemos si la cadena de frío de nuestras unidades de sangre no se ha quebrado?

Según la Organización Mundial de la Salud, el control de cadena de frío de sangre es un proceso para mantener

las condiciones de temperatura ideales de la sangre y sus derivados cuando son almacenadas y

transportadas. Este proceso y control se inicia en el punto de recolección de la sangre desde un donante hasta el

punto de transfusión, donde el paciente recibe la sangre o sus productos.

Desde el punto de inicio hasta el punto de término, la sangre es procesada, empaquetada, transportada y almacenada.

Pasando por distintas unidades, protocolos, profesionales, responsables, e inclusive instituciones. Como

profesionales sanitarios, sabemos que las diferencias entre los niveles de temperatura y las condiciones

durante el almacenamiento y el transporte de sangre y hemoderivados pueden afectar la viabilidad de sus

constituyentes.

Para mayor información contáctenos

Descargar PDF News 17 Sangre y cadena de frio (1)