.

Misterioso escape de peligrosa bacteria desde un laboratorio de animales en Louisiana

El cómo una mortífera bacteria escapó desde un laboratorio de investigación con primates a través de cuatro animales infectados es un misterio.

La bacteria en cuestión corresponde a la burkholderia pseudomallei generalmente se encuentra en el territorio del sudeste Asiático y norte de Australia, infectando a humanos y animales a través de aceites y aguas contaminadas. De acuerdo con el Centro de Control y Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC), esta bacteria entra al torrente sanguíneo a través de cortes en la piel.

El laboratorio de alta seguridad del Centro Nacional de Investigación de Tulane en Louisiana que estudia la bacteria antes citada, reportó que al menos 5 macacos Rhesus no usados en estudios, fueron infectados con el microorganismo, posiblemente a principios de noviembre del año pasado, de acuerdo con la información entregada por su vocero, Michael Strecker.

Ahora bien, ¿cómo la bacteria escapó de un área de seguridad hacia animales no infectados? Es aún una pregunta abierta, en la que se han invertido semanas de investigación por parte de agencias federales y estatales, incluyendo al CDC, Departamento de Agricultura y la Agencia de Protección Medioambiental.

La única conexión entre estos cuatro animales fue su presencia en el hospital veterinario, según lo declarado por el Dr. Andrew A. Lackner, director del centro, quien además agregó que más de 50 muestras de sólidos y agua provenientes de 400 acres fueron testeadas arrojando resultados negativos de la presencia de la mortal bacteria.

Un investigador federal también fue positivo a la presencia de la bacteria tras visitar el centro. Sin embargo, su contagio no es claro pues pudo haber sido en un viaje a una región infectada, según el vocero del CDC Jason McDonald.

Sin embargo, Strecker dijo que él no creía que el investigador haya entrado en contacto con la bacteria en el mismo centro.

Aunque el CDC subrayó que no existe riesgo para la población general, la agencia dijo que de igual manera se suspenderán todas las investigaciones en el centro Tulane hasta que culmine la investigación. Según una declaración de Tulane, los animales infectados fueron eutanizados.

El hospital veterinario ha sido completamente desinfectado y se están llevando a cabo exámenes adicionales a los animales, según un comunicado de Lackner. Tulane continúa trabajando con el CDC, USDA y la EPA como también con oficiales estatales  y  locales.

La Melioidosis causa fiebre, dolor de cabeza, pérdida del apetito y dolor de músculos y articulaciones. Aunque la enfermedad a causa de la bacteria es rara, la tasa de mortalidad es de más del 50% en algunos países según las actuales investigaciones.

La bacteria ha sido estudiada como una potencial arma biológica de acuerdo con el UPMC Center for Health Security, un think tank en bioseguridad independiente.